¡Yo sólo quiero volver a casa!

After Hours , Jó, ¡qué noche! (Martin Scorsese, 1985)

Martin Scorsese es por méritos propios uno de los directores favoritos entre los amantes del séptimo arte, pero cuando la gente empieza a ver su cine está película no suele ser el caso. Todo el mundo habla de los grandes clásicos del director italoamericano (Taxi Driver, 1976- Toro Salvaje, 1980 o Uno de los nuestros, 1990) Pero olvidan otras grandes obras de este director, como está After hours o como con el curioso título con el que se conoce aquí, Jó, que noche!

Cuando ves está película no ves la típica película, o no la que esperas de un director como este.

En esta comedia negra, el personaje protagonista Paul Hackett (Griffin Dunne) trabaja en una oficina, al terminar su jornada va a relajarse a una cafetería donde conoce a Marcy (Rosanna Arquette).

Una cafetería casi vacia, un libro y una mujer interesada. (Por cierto en está foto pueden verse en el lado derecho a la madre y al padre de Scorsese (Charles y Catherine Scorsese)

La película comienza cuando Paul decide llamar a la chica, a las 11:32 de la noche, y ella le invita a ir a su casa, a partir de aquí la película va creciendo en ritmo hasta convertirla en algo frenético, incluso alocado pero que sin embargo te atrapa, llegando a ser por momentos una película muy divertida. Como ejemplo la secuencia del protagonista en el taxi a todo trapo con una sevillana de fondo mientras ves como los veinte dólares se van volando al son de la música. Llama la atención, aunque es algo muy dentro del estilo de Scorsese, la utilización de los planos detalles a lo largo de toda la película, eso unido al movimiento de la cámara, otra marca del director, vemos la utilización de los clásicos travelling más zoom (Véase el primer fotograma de la película) o los movimientos característicos de su cine.

En un gran guión de Joseph Minion, un gran montaje de la única Thelma Schoonmaker, y la fotografía de Michael Ballhaus un habitual con Scorsese (han realizado seis películas juntos).

La música de Howard Shore te mete a la perfección en ese mundo, oscuro, en esa especie de sueño que parece sufrir el protagonista en una ciudad, Nueva York, que casi parece una ciudad fantasma.

La relación que tienen Paul y Marcy es un tira y afloja sensacional, parece que sí y al segundo que no. Mientras la noche va pasando. El personaje de Rosanna Arquette, completamente loca pero a la vez tiene algo que te hace seguirla. Es una atracción peligrosa que hace al personaje de Paul entrar dentro del juego que le propone Marcy hasta que ya no aguanta más.

El resto del reparto Linda Fiorentino, Tommy Chong, Teri Garr, Catherine O´Hara y John Heard completan un reparto de lujo en una película maravillosamente resuelta, en otra lección de como se debe hacer el cine por el maestro Martin Scorsese.

Se puede considerar esta película entre las mejores de Scorsese por ser diferente, por arriesgar y sobre todo por ganar. No siempre ha sido fácil el camino en la carrera de este director, ha tenido grandes películas, reconocidas por todos, pero todo eso no se vió reflejado en la recaudación. Las últimas películas si están consiguiendo eso (Shutter Island (2010) o el Lobo de Wall Street (2013), pero también tuvo grandes decepciones como New York, New Yor o El Rey de la comedia tres años antes de está Jó, ¡qué noche! Eso le da más mérito si cabe a esta gran película, divertida y casi surrealista de una historia en el barrio de Soho en Nueva York, no puede haber un sitio mejor.

"El arte cuánto más feo, más vale"

- Pepe

Trailer After Hours:

Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por tags
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic